Temporadas de La Tremenda Corte en televisión

Episodios de La Tremenda Corte

Los episodios de televisión de La Tremenda Corte agrupan una gran cantidad de grabaciones, que en su mayoría son adaptaciones del programa original de radio que se transmitió durante los años 1940-1950 allá en Cuba.

La producción de este programa de televisión se realizó en México desde el año 1966 y hasta mediados de 1969, en un total de tres temporadas, las cuales describiremos más adelante. Incluso se llega a mencionar que por motivos económicos una cuarta temporada resultó inconclusa, a pesar del éxito que el programa disfrutaba fuera de las fronteras de México.

Un relato detallado de como cobró vida el programa en televisión se pueden leer un artículo en la Wikipedia en una sección que describe lo ocurrido (con algunas pequeñas mal interpretaciones, como por ejemplo la temporada con público en el set no es la última, sino más bien la segunda y también resaltar que la primera temporada fue la única en donde apareció Rudecindo).

Dado que ciertos aspectos acerca de las temporadas en televisión aún se encuentran un tanto inciertos, este artículo intenta reflejar el conocimiento que se tiene sobre el tema usando solo la información que se tiene disponible a la fecha, y en vista de eso algunos detalles se nos podrían escapar.

Leer más »
Comments

Teatricidio v.1 (Guión del episodio de radio)

A continuación podrás leer el guión del episodio de radio Teatricidio[1], es cual se transcribió a partir del audio del programa, intentando respetar todos los diálogos y expresiones de los personajes, incluso aquellas que son improvisaciones por parte de los actores. Por lo tanto reiteramos que tomes en cuenta que esta no es una reproducción del guión original de aquella época, sino una transcripción.

Leer más »
Comments

El Precinto Competidora

El Precinto Competidora
Mimí Cal, Aníbal de Mar y Leopoldo Fernández recreaban los personajes que eran parte de “El Precinto Competidora”.

El Precinto Competidora fue un show de radio muy popular en Cuba en los inicios de los años 40 y con la particularidad que fue muy semejante en su formato a “La Tremenda Corte”, compartiendo personajes con características muy afines y se puede asegurar que este fue el antecedente que dio origen a La Tremenda Corte.

Este show de radio tenía una duración aproximada de 15 minutos y se transmitía 6 veces a la semana a las 9:30 de la noche por medio de la popular estación radial CMQ.

En aquel entonces este programa de grababa en vivo y ante un auditorio, razón por la cual los actores se vestían apropiadamente para interpretar el papel de su respectivo personaje.

Cabe destacar que Leopoldo Fernández actuaba pintado de “negrito”.

Tan popular llegó a ser este programa que en las mediciones de audiencia llegó a ubicarse reiteradamente entre los primeros diez puestos. El autor de este programa fue el reconocido Arturo Liendo.

Los papeles de los personajes protagónicos eran desempeñados por Aníbal de Mar, como el Sargento Malacara, Leopoldo Fernández, como el Vigilante Chegoya y Adolfo Otero como el Juez. Junto a ellos se encontraba Mimí Cal y Rolando Ochoa.

En Cuba y en otros países de Latinoamérica, un "precinto" se le conoce a lo que es el cuartel de policía, en donde se encargan de todas las querellas solicitadas a los servicios de la policía.

Leer más »
Comments

Ensalada Rebelde con Pototo y Filomeno

Disco LP Ensalada Rebelde
Portada disco LP “Ensalada Rebelde”

A lo largo del tiempo se ha generalizado la idea de que Leopoldo Fernández y Anibal de Mar eran unos ferreos opositores al movimiento revolucionario que se dio en Cuba cuando Fidel Castro lideró la insurgencia contra la dictadura de Batista allá por los años '50.

Sin embargo hay una producción musical de Pototo y Filomeno que contradice un poco esa creencia y en donde ellos precisamente aplauden el movimiento guerrillero en varias canciones.

Este artículo no tiene interés en profundizar el aspecto político, o las circunstancias que rodearon la creación de tal material, pues hablar de ello es abrir una larga y controvertida línea de discusión. Lo que si interesa es resaltar la existencia de esas grabaciones y el mensaje humorístico que traen consigo.

Esta grabación llamada “Ensalada Rebelde” cuenta con tres melodías que hacen referencia directa a situaciones relacionadas con el momento revolucionario que se vivía en Cuba y el resto de las grabaciones no son más que recopilaciones de otros éxitos anteriores de este genial duo.

Leer más »
Comments

Cástor Vispo (creador de La Tremenda Corte)

Fuente original: Código PGT (Blog)

18 Junio 2009

Autor: Pedro Guillermo

Radiocentro CMQ
Radiocentro CMQ, lugar donde se grabaron muchos de los programas de “La Tremenda Corte” escritos por Cástor Vispo.

Cástor Vispo, era oriundo de la Coruña, España. Dejó su hogar nativo a la edad de 18 años, para reunirse con sus familiares que ya se encontraban en la isla de Cuba.

Vispo aprendió y comprendió las esencias de la cultura popular cubana de aquellos tiempos, se identificó con la idiosincrasia, dichos y modismos del pícaro cubano y supo como volcarlas paulatinamente a través de personajes.

En sus inicios trabajó en la administración del periódico "El Universal", en las oficinas de un almacén y en los tiempos libres, escribía.

Su historia se vincula también desde las primeras décadas del siglo XX, con la prensa escrita, la caricatura, el teatro y la radio cubanas, aunque para muchos fue solo el guionista radial.

Al surgir el semanario "La Semana" Vispo envió al mismo unos versos que no se publicaron pero que le valieron su ingreso en la redacción y más tarde sus creaciones eran leídas en toda Cuba. En dicha publicación creó el inolvidable personaje denominado "El Barón del calzoncillo encantado" que más adelante adaptó (1948-1949) para RHC Cadena Azul.

Leer más »
Comments

Explicación sobre la muerte de Adolfo Otero y Julito Díaz

Adolfo Otero y Julito Díaz
Adolfo Otero y Julito Díaz

Con frecuencia este sitio web recibe muchas consultas sobre el desenlace que tuvo la vida de Julito Díaz, uno de los grandes actores de Cuba, y del español Adolfo Otero, quien interpretaba la voz del gallego Rudecindo Caldeiro y Escobiña en La Tremenda Corte. Esta era una interrogante que seguía sin ser contestada por completo, y poco a poco se han recolectado trozos de esta historia hasta poder armar los acontecimientos que ocurrieron.

Quizás el tema es muy claro para aquellos cercanos a los hechos o que vivieron en esa época y estuvieron en contacto con las noticias de primera mano. Desafortunadamente el tiempo pasa y con él se borran algunas memorias.

Una publicación en el periódico dominicano Primicias, gracias al testimonio de Alejandro Vilela, periodista que cubrió el hecho en persona, revive lo que aconteció ese triste día con plenitud de detalles cronológicos.

Leer más »
Comments

A mamita, “la autora de mis días”

Fuente original: Diario La Gaceta (Ecuador)

30 Abril 2000

Autor: Mauricio Salazar

Tres Patines
Tres Patines

Hace unos dos años, en las páginas de acogido, este periódico gentilmente me cedió ese espacio para rendirle un merecido homenaje a "mamita", en donde se sacó a relucir las frases del ilustre cómico cubano Leopoldo Fernández, "a mamita, la autora de mis días" y fue así que, como todo hijo agradecido, le hice saber a mamita cuánto le quiero, y claro, no faltó el comentario orgulloso de "sí me has sabido querer, yo pensé que ni te acordabas de mí", a lo que yo respondí con una sonrisa de satisfacción, pero claro, y como dice la canción que se mandan en los estadios, cómo no te voy a querer, si eres para mí la vida y... tra la la la la, algo más que no me acuerdo, pero de que es así, es así y desde entonces quedé reivindicado con el cariño a mamita, desde luego sin hacer de menos el que le tienen mis dos hermanos.

Pero este tema del cariño a mamita, como se pudo apreciar, trae a colación a ese genio de la comicidad, pionero del humor en la televisión, mejor conocido como José Candelario Tres Patines, que como tengo entendido, a mediados de los años ‘60 empezó a causar revuelo, el que se extendió a través del tiempo, tanto así que luego de unas dos décadas, La Tremenda Corte continuaba en las pantallas de los canales locales, que fue cuando tuve la oportunidad de conocer el ingenioso humor del desaparecido cómico, -no sé por qué les dicen desaparecidos a los muertos, si saben que le pueden encontrar en la tumba-. Bueno, el que hasta hoy no deja de tener vigencia por su agudeza y sutil perspicacia. Cómo olvidarse de las innumerables fechorías que cometía el personaje -quien no encontraba mayor pretexto para justificar sus fechorías que el amor a su "mamita", por la que hace cualquier cosa, así sea dejar sin un "quinto" a sus ocasionales compañeros de aventuras-. Esta última frase, recogida de uno de tantos reconocimientos que se encuentran en la internet, es de lo más acertada, pues siempre nombraba a su progenitora como la única que estafaba honradamente.

Leer más »
Comments

Programas memorables: La Tremenda Corte

Fuente original: Access My Library

28 Diciembre 2000

Autor: Jaime Septién

Leopoldo Fernández Tres Patines
Leopoldo Fernández “Tres Patines”

Desde hace unas semanas, cada noche, con mis tres hijos, hago renacer el "milagro" de la convivencia familiar que era la radio en los cuarenta y los cincuenta, según me han contado los que por aquél entonces ya transitaban las calles del mundo.

La culpa la tiene la grabación de treinta programas del inmenso catálogo de La Tremenda Corte que un amigo tuvo a bien prestarme. Fue para mí un tesoro y un gusto enorme. Pensé que solamente iba a ser mío el revivir aquella serie cubana que en mi infancia, cayendo los sesenta, tuve ocasión de escuchar en la radio de provincia...

La sorpresa fue mayúscula al descubrir que a mis hijos, de catorce, doce y diez años les ha fascinado. Al principio pensé que era porque oían mis carcajadas y sentían mi hilaridad en los juegos de palabras, en los verdaderos laberintos en que mete José Candelario Tres Patines al juez, a Rudesindo Caldeiro y Escobiña y a Luz María Nananina. Pero no, ahora, cuando ya ha pasado la primera parte del asunto, cuando ya hemos agotado los programas, me siguen pidiendo los casetes para escucharlos cada noche.

Leer más »
Comments

Una genialidad

Fuente original: El Hombre del Cucurucho

Agosto 2008

Autor: José María León Cabrera

Tres Patines
Tres Patines

Nananina comparece por enésima vez a la Tremenda Corte para acusar –también por enésima vez– a Tres Patines por la enésima estafa de la que ha sido víctima producto del enésimo artilugio de prestidigitador empírico de Tres Patines. Se trata, esta vez, del robo de una taquilla de una función de cine benéfica.

Dentro de las averiguaciones del Tremenedo Juez de la Tremenda Corte en el sumario proceso de juzgamiento, Nananina cuestiona al juzgador:

"¿Quiere usted un hombre –refiriéndose a Tres Patines– más careto?

A lo que el Juez contesta lo que siempre le responde:

"No, Nananina, yo lo quiero menos careto, pero es incorregible. Tres Patines no tiene componte, viene todos los días a esta Corte".

Aludido y ofendido, Tres Patines le increpa de vuelta:

"¡¿Pero, chico, qué me dices tú, si también vienes todos los días a la Corte?!"

El juez alza la voz poderosamente y con toda la pompa y majestuosidad de su oficio le dice:

"Sí, pero yo vengo en nombre de la ley a acabar con la delincuencia".

Tres Patines, en una genalidad, lo fulmina con la siguiente eternamente retórica pregunta:

"¿Y de qué van a trabajar los jueces, chico, cuando se acabe la delincuencia?"

-"Secretario, póngale 20 pesos de multa a Tres Patines por razonar de esa manera".

Leer más »
Comments

Medicina que “lo cura todo”

Aceite de Hígado de Tres Patines

¡Que ganga lo que se podía comprar en la Cuba de Tres Patines con solo 4 pesos!

Hace muchos años que este producto no se vende, pero quien quita un quite y alguna descuidada persona haya olvidado un pomo de este remedio en su viejo botiquín.

Los detalles de esta genial medicina se mencionan en el episodio “Parejicidio (versión 1)” y al escucharlo podrás anotar la lista de ingredientes. Quizás hasta se les antoje fabricar un poco en casa.

Recordad que “lo cura todo”.

Comments