Teatricidio v.1 (Guión del episodio de radio)

A continuación podrás leer el guión del episodio de radio Teatricidio[1], es cual se transcribió a partir del audio del programa, intentando respetar todos los diálogos y expresiones de los personajes, incluso aquellas que son improvisaciones por parte de los actores. Por lo tanto reiteramos que tomes en cuenta que esta no es una reproducción del guión original de aquella época, sino una transcripción.

Episodio: Teatricidio[1]
Actor Diálogo
Secretario Audiencia pública, el Tremendo Juez de La Tremenda Corte va a resolver un tremendo caso.
Juez Buenas noches secretario.
Secretario Buenas noches señor Juez… ¿cómo sigue de salud?
Juez Ahí, ahí, creo que cogí un catarro en el oído...
Secretario uhum.
Juez ...porque hoy amanecí medio sordo del oído izquierdo.
Secretario Oiga y no será que tiene usted tupida la trompa de Eustaquio.
Juez Bueno, no sé; eh, eh, es importante la trompa esa?
Secretario Ya lo creo señor Juez, la trompa de Eustaquio precisamente es lo que hace funcionar el oído, porque cuando una palabra está llegando al oído, Eustaquio toca la trompa para avisar que le abran la puerta.
Juez ¿de veras?
Secretario ¡Claro que sí!... entonces el tímpano abre la puerta, y la palabra entra en el oído.
Juez ¿Quién le explicó eso, secretario?
Secretario Un veterinario amigo mío.
Juez y, ¿y es bueno ese veterinario?
Secretario Ohh señor juez! magnífico!
Juez Es el que lo cura a usted ¿verdad?
Secretario No, no señor, pero usted se puede poner en sus manos, yo se lo recomiendo.
Juez Póngase 5 pesos de multa por esa recomendación.
Secretario Caballero...¿le zumba el güiro?
Juez ¡Póngase 5 más por ese güiro!, y haber que caso tenemos para hoy.
Secretario ayy... Un hurto
Juez ¿A quién hurtaron?
Secretario Al dueño de un teatro
Juez Pues llame a los complicados en ese Teatricidio.
Secretario Enseguida señor Juez. ¡Luz María Nananina!...
Nananina ¡Aquí como todos los días!
Secretario ¡Rudecindo Caldeiro y Escobiña!...
Rudecindo ¡Presente!
Secretario ¡José Candelario Tres Patines!...
Tres Patines ¡A la reja!
Juez Bueno, bueno, bueno... vamos a ver qué les pasa a ustedes hoy.
Rudecindo Que Tres Patines me robó 20 pesos, señor Juez
Tres Patines No empieces a calumniarme Rudecindo, que eso no es verdad, chico.
Nananina Bueno, y si no es verdad, ¿donde están los 10 pesos que le dio Rudecindo para mí?
Tres Patines Bueno, esos 10 pesos están... eh, ¿los 10 pesos esos?... Esos 10 pesos ehr...¡No!, si esos 10 pesos ya no están, chico.
Nananina ¿Cómo que ya no están?
Tres Patines No señora, ya no están, "estuvieron" que no es lo mismo.
Rudecindo Bueno ¿y los otros 10 pesos que yo le di para el médico que atendió a Nananina?
Tres Patines Ahh, ¿yo no se lo di?
Rudecindo ¿A quién?
Tres Patines Al médico.
Rudecindo No señor, usted no se lo dio.
Tres Patines ¿Por qué chico?
Rudecindo Ahh, yo no sé.
Tres Patines Ahh, ¿y usted lo sabe Nananina?
Nananina Tampoco lo sé.
Tres Patines Y entonces ¿por qué se meten ustedes a hablar de lo que no saben, caballero?
Rudecindo ¡Bendito Dios!...¿qué manera de razonar?... ¿de donde ha sacado usted un acusado como ese, doctor?
Juez Yo no lo he sacado de ningún sitio, Rudecindo.
Rudecindo ¿Ehh?
Juez No lo he sacado de ningún sitio.
Rudecindo Muchísimas gracias.
Juez De nada. Me lo traen ustedes que son los culpables de que yo haya perdido mi salud.
Rudecindo Muy bien, muy bien.
Juez Si, si.
Rudecindo ¿Y nosotros?
Juez Si, si señor, desde que estoy de juez en esta corte, he adelgazado 45 libras.
Nananina ¿Tanto ha adelgazado?
Juez Si señora. La correa que antes utilizaba para sujetar el reloj de pulsera, es la que estoy usando ahora para sujetarme los pantalones.
Rudecindo jojojo... No me diga, doctor...
Juez Si señor.
Rudecindo ¿de verdad?
Juez De manera que no me haga recriminaciones injustas y proceda a explicarme como tuvo el lugar el robo de esos 20 pesos.
Rudecindo Con mucho gusto, doctor. Empezaré por decirle que yo tengo un teatro ahí que ..brbrbr.. que es una cosa del otro mundo, un Radio City de New York ni nada de eso, no?... pero en fin tiene 850 lunetas, muy bonitas, muy bien pintaditas, forraditas, con cretona de a peso y medio la vara, que no es una cretona vulgar, y para no cansarlo doctor, en general el teatro esta bastante aceptable.
Juez All right... ¿y qué?
Rudecindo Bueno, pues que en ese teatro, ehh dimos una función benéfica el jueves pasado, a fin de recaudar fondos para construir hospitales, en los cayos adyacentes a la isla de Cuba.
Juez ¿En los cayos adyacentes?
Rudecindo Si doctor, si porque en las islas de Cuba hay muchos hospitales pero en los cayos adyacentes no hay ninguno y...
Juez A bueno, y bueno, bueno, venga acá, ¿que tal quedó esa función?
Rudecindo Ahh, estupenda, una cosa maravillosa ..urgrrr..ugr fenómeno
Juez ¿Qué le pasa a usted?
Rudecindo ugrrrr...que es buena, que es una función grande...
Nananina gárgaras, gárgaras, hace gárgaras.
Rudecindo ...los artistas trabajaron gratis, el teatro se llenó y todos los vecinos del barrio contribuyeron, porque los que no pudieron ir a la función, mandaron un peso cincuenta centavos. En fin, lo que cada uno podía, vamos, es la verdad.
Nananina Menos el sinvergüenza ese de Tres Patines que no mandó nada.
Tres Patines Bueno, porque eso de construir hospitales en los "callos" adyacentes es botar el dinero, señora.
Nananina ¡Ahh si! ¿por qué va a ser botar el dinero?
Tres Patines Por que si, hacer un hospital para atender una provincia, una ciudad o un pueblo esta bien, chico. Yo lo encuentro correcto y aceptable. Yo lo encuentro correcto y aceptable. Pero ¿construir un hospital para atender un "callo" nada más?, chico, me parece demasiado, chico.
Rudecindo Bueno compadre, pero es que en las cayerias también vive gente.
Juez Claro que si Tres Patines, si vive, si. Los hospitales son muy necesarios en todas partes. Usted no debe negarse nunca a mandar su "óbolo" a un hospital.
Tres Patines ¿y por qué voy a mandar mi "óvulo" a un hospital si el "óvulo" mío yo no lo tengo enfermo, chico?
Juez Usted no entiende Tres Patines...
Tres Patines ¿Cómo no voy a entender?
Juez No, no, no... al decir su "óbolo", quiero decir, su donativo.
Tres Patines Bueno, es que el donativo lo tengo sano yo también porque...
Juez Yo... óigame, óigame...
Tres Patines Si yo tuviera una ganancia...
Juez Óigame, yo me refiero a un donativo en metálico, Tres Patines. A que hubiera dado usted un peso, dos, cien, cincuenta, lo que fuera.
Tres Patines Ah, no, no, no, de dinero nada, porque la verdad es que yo no puedo.
Juez ¿Ah no?
Tres Patines No, yo pertenezco a una familia honrada pero pobre, esa es la verdad.
Nananina ¿Pobre de que?, si su mamita esta tirando cinco charadas diarias
Juez ¡No me diga!... ¿su mamita esta tirando cinco charadas diarias, Tres Patines?
Tres Patines No le hagas caso, viejo, son bolas.
Nananina ¿Cómo que son bolas?
Tres Patines Si, son bolas, porque no son cinco charadas, son cinco bolas.
Nananina Bueno, compadre, bueno, lo mismo da Juana que su hermana.
Tres Patines No señora, porque Juana llega hasta el número 36 nada más y su hermana llega hasta el 100.
Juez All right.
Tres Patines ...la centena
Juez ¿Qué centena?
Tres Patines La bola
Juez ¿Y usted también, usted tira la bola?
Tres Patines Ehh...
Juez ¿Usted tira la bola?
Tres Patines No, mima es la que...
Juez Ahh, mima es... ¿pero es verdad que su mamita esta tirando cinco bolitas diarias?
Tres Patines Bueno eso si, oíste. Mira la primera, la tira a las ocho de la mañana
Juez Ocho de la mañana
Tres Patines Si, para la gente que madruga y eso...
Juez Si?
Tres Patines Pa' les que... ¿como se llama?, los que soñaron algo... ¿oíste?
Juez Si
Tres Patines Que ya salgan pronto de eso.
Juez Si
Tres Patines La segunda, al mediodía, que eso es para los que se levantan tarde, ¿no?
Juez Si
Tres Patines La tercera a las cuatro de la tarde, que viene a ser una especie de matiné, pa' los niños, pueden jugar los niños, pueden juntar su...
Juez Si
Tres Patines La cuarta a las nueve de la noche, ese ya es para personas mayores. Y la última, que esa es la quinta, a las doce de las noche, para los que quieran jugar su numerito antes de irse a dormir...
Juez Hágame usted el favor, ¿estarán ganando un dineral, verdad?
Tres Patines Bueno, te voy a decir, no vayas a creer que todo es "tulidad"
Juez ¿Que todo es qué?
Tres Patines "Tulidad"
Juez "Tulidad", ¿que es lo que es "tulidad"?
Tres Patines Que no te vayas a figurar que todo es ganancia
Juez ¡Uuuuu!
Tres Patines Ahh, te asombras...
Juez No, no me asombro, ¡utilidad!
Tres Patines ¡Que va!
Juez Todo es...¿No es utilidad todo, no?
Tres Patines ¡Que va, chico!, mira, el miércoles, en la bola de las nueve...
Juez Si
Tres Patines ...no nos dejaron ningún numero vacío, chico, y no hubo más remedio que pagarle siete pesos a un asiático.
Juez A un asiático, ¡secretario!.
Secretario Dígame señor.
Juez Ordene hoy mismo que se haga un inspección a ver si esas bolas se ajustan o no a los requisitos que establece la ley. Y siga usted Rudecindo. Dice usted que todos los artistas actuaron gratis, ¿verdad?
Rudecindo Si señor. Es decir, me faltó el cuarteto Barcales que no vino, no.
Juez Ahh, no vino cuando...
Rudecindo No, no, no...
Juez Pero usted, usted... ¿usted lo contrató?
Rudecindo Si, yo le dije que vinieran y me prometieron venir... a no siempre, no vinieron.
Juez No vinieron
Rudecindo Muchas gracias, doctor
Juez De nada
Rudecindo Y no todos eran del patio, porque los había extranjeros también... doctor.
Juez ¿De veras?
Rudecindo Si, como no. Filiberto Cucurucho por ejemplo, cantó una canción preciosa... una cosa divina, y sobre todo muy nueva.
Juez Ahh si, ¿y que fue lo que cantó?
Rudecindo El reloj
Juez No me diga... ¿y esa canción es nueva?
Tres Patines Bueno, si. En la forma en que él la cantó es nueva, porque yo nunca se la había oído cantar, óyeme, tan mal a nadie, chico
Rudecindo ¿Mal de que, hombre?, si esa canción le quedó bordada.
Tres Patines ¿Que cosa, aquello que yo oí era un bordado?
Rudecindo Si, señor
Tres Patines Oye, pues parecía un dobladillo de ojo
Juez Bueno, bueno, bueno, Rudecindo, y Filiberto... Cucurucho, ¿Cucurucho es el apellido?
Rudecindo Si, señor, Cucurucho.
Juez Él es extranjero, ¿verdad?
Rudecindo Como no, doctor, es guatemalteco.
Juez Pues para que vea, yo creí que era cubano
Rudecindo No, no
Tres Patines Ehh, nada, nada. Eso es que tu no lo has oído bien.
Juez ¿Que es lo que ser?, Tres Patines
Tres Patines Guatermarteco
Juez Ehh... ¿cómo?
Tres Patines Guatermarteco
Juez Ahh, Guatermarteco
Tres Patines Si tu lo oyes cantar te das cuenta enseguida de que vino de Guatemala
Juez ¿Por que?
Tres Patines Porque óyeme, es guatemalísimo
Nananina Guatemalísimo de donde, compadre, si ese hombre tiene una media voz que es preciosa.
Tres Patines No me digas, ¿seguro que tiene una media voz preciosa?
Nananina Si señor
Tres Patines Y porqué canta con la otra media voz que...
Juez Bueno, deje, dejen a Filiberto Cucurucho en paz, y continúe Rudecindo, ¿qué paso en esa función?
Rudecindo Bueno doctor, pues lo que pasó en esa función fue que Nananina, desde luego también se nos brindo para actuar en ella...
Juez ¿Ahh si?... ¿y que fue lo que hizo Nananina?
Rudecindo Bailó la mazurca del lago de los cisnes
Juez ¡No!, ¿usted bailó la mazurca del lago de los cisnes, Nananina?
Nananina Si, ¿pero usted no se enteró que ahora soy bailarina de ballet?
Juez ¿No?
Nananina Si, ¿porque no?, chico, ¿yo no puedo ser bailarina y bailar lo que a mi me de la gana?
Juez Bueno si, pero es que, vamos, para eso se necesita cierta ligereza, y yo creía que usted ya no estaba en edad de...
Nananina No, no, un momento. Vamos a aclarar eso. Yo no estaré en los albores matutinos de la adolescencia, pero tampoco estoy en el crepúsculo vespertino de la senitud.
Juez ¿Cómo, cómo, cómo?, repita eso
Tres Patines No, no, no, de verdad que no, eso no lo puede decir ella dos veces seguidas porque, óyeme, le da una embolia, chico.
Juez Ahh si
Nananina Usted esta muy equivocado, lo puedo decir todas las veces que me de la gana
Tres Patines A ver, diga Guatermarteco a ver
Nananina No, no, no, mejor no quiero repetir por si acaso, el gallego me conoce, deja, deja...
Juez Bueno, bueno, Rudecindo, ¿que tal bailó esa mazurca Nananina?
Rudecindo Bueno, francamente doctor, de mi para usted, ¿sabe?... empezó comiéndosela, esa es la verdad...
Juez ¿De veras?
Rudecindo Si señor, porque hasta un crítico de arte que había a mi lado lo dijo y todo: "Ohh, esa mujer se esta comiendo la mazurca"
Juez ¿La mazurca o la mazorca?
Rudecindo La mazurca... la mazorca de la comió después cuando resbaló y se cayó de cabeza.
Juez ¡No me diga!, ¿se cayó bailando el lago de los cisnes?
Rudecindo Si
Tres Patines Si, parece que "trompezó" con un cisne y se fue de cabeza para el lago, chico.
Nananina No señor, yo no tropecé con ningún cisne. Lo que pasó fue que se me trabó el pie derecho en un agujero del escenario porque el piso de ese escenario tiene carcoma.
Rudecindo ¡Uy bendito Dios!, ¿pero como va usted a decir que el escenario de mi teatro tiene carcoma, señora?
Nananina ¿Y que es lo que tiene entonces?
Rudecindo "Comijen"
Nananina ¿"Comijen"?
Rudecindo Si señora
Nananina Comején, bueno, ahí si que es lo mismo que da lo mismo Juana que se hermana, chico
Tres Patines No señora, no... si acaso será que es su hermano, porque la carcoma es hembrita y el cometen es varoncito.
Juez Bueno, dejen, dejen, dejen eso ya, bueno ya. El caso fue que Nananina se cayó ¿verdad?
Rudecindo Si doctor, y oígame señor juez, no es por alabarla, pero se dio un estacazo, un cabezaso tremendo, esa es la verdad
Juez ¿De veras?
Tres Patines Si, si, no, no no, terrible, óyeme yo quisiera que tu "huberias" visto como, como gritaba, chico
Juez Si
Tres Patines Se parecía a Filiberto Cucurucho cantando el reloj, chico
Juez Le he dicho que no me hable más de Filiberto Cucurucho, Tres Patines. Dígame Rudecindo, ¿usted no hizo nada por Nananina?
Rudecindo Como no, doctor, mi deber de español, la metí en una máquina enseguida y la mandé para la Quinta, con una tarjeta mía para el doctor Canistel, que es un cabezólogo muy bueno, a fin de que viera si tenía alguna fractura, alguna equimosis, porque la función tenía que seguir, desde luego, y por un cabezaso más o menos, no se podía suspender el espectáculo
Juez Si claro, el show tiene que continuar
Tres Patines Tiene que continuar, esta es una cosa así, chico, exactamente. Eh, óyeme, el ave canta aunque la cabeza cruja, es la verdad.
Nananina No hombre, no, que va, si la cabeza le cruje como me crujió a mi, yo le aseguro que no hay ave que cante más nunca, mira como es la cosa.
Juez Bueno, bueno y Rudecindo, ¿qué más?
Rudecindo Bueno, pues yo me quede pensando en que a lo mejor Nananina no tenía dinero para cualquier gasto que se le presentara y por otra parte como Nananina no era socia de la Quinta, lo natural era tener una fineza con el médico que la iba a atender, ¿verdad?
Juez Si, desde luego, ¿y qué?
Rudecindo Bueno, pues que en ese momento Tres Patines me dijo que iba para la Quinta y que si se me ofrecía algo para allá pues naturalmente... entonces yo le dí 10 pesos para Nananina y otros 10 pesos para el doctor Canistel, cuyos 20 pesos se los robó bonitamente porque...
Tres Patines No, no, no, Rudecindo yo no me robé nada
Rudecindo Te los robaste, truhán
Tres Patines Oye... ehh... el mismo Cucurucho puede darte fé de la...
Juez ¿Que Cucurucho es ese? ¡No me hable más del Cucurucho ese!
Tres Patines All right, lo que hubo ahí fue una confusión, de la cual, si tu vas a ver yo no tengo la culpa, chico.
Juez Bueno, eso es si lo va a ver él, ¿verdad?
Tres Patines Si, si
Juez Bueno, ¿y si lo voy a ver yo?
Tres Patines Lo mismo, chico, lo mismo... porque lo que paso fue que yo le dije a Rudecindo, fíjate como es, yo le dije: "Rudecindo, yo me voy ya, ¿tu quieres algo para la quinta?
Juez Aja
Tres Patines Y él me dijo: "Si, toma, 10 pesos para la bailarina y otros 10 pesos para el médico"
Juez ¿Y usted se los dio?
Tres Patines No, chico, no se los di, se los puse
Juez ¿Cómo que se los puso?
Tres Patines Claro, le puse 10 pesos al 76 que es la bailarina y otros 10 al 80 que es el médico
Juez ¿Pero usted no le preguntó primero que si quería algo para la Quinta?
Tres Patines Si, para la última bola que tira mamita en el día, que esa es la "quinta", chico
Juez ¿Ahh, si?... ¿y que, no salió ninguno de los dos números, no?
Tres Patines Compadre, ¿estás loco?, ¿tú crees que mamita va a tirar los números que llevan 10 pesos?
Juez ¿Qué?... escriba ahí secretario
Secretario Venga la sentencia.
Juez Yo no trago cuentos de esos por lo que estimo indudable que el acusado es culpable de un robo de 20 pesos, y condeno al acusado pues robar no es una broma, a devolver lo robado y a 6 meses en la loma.
blog comments powered by Disqus