Lágrimas negras

Trío Matamoros
Trío Matamoros, alrededor de 1930. De izquierda a derecha: Rafael Cueto, Miguel Matamoros y Siro Rodríguez.

Durante un episodio del programa de televisión La Tremenda Corte, el Señor Juez y Tres Patines interpretan en dúo la famosa canción “Lágrimas Negras”, que no es cualquier pieza músical, sino que estamos hablando de una de las canciones más versionadas de América Latina, en lo que a su género se refiere, y que además es “pionera” en su estilo.

“Lágrimas Negras” es un bolero-son compuesto e interpretado por Miguel Matamoros en 1930, quien en compañía de Siro Rodríguez y Rafael Cueto, formó en 1925, uno de los tríos más famosos y prolíficos de Cuba: el Trío Matamoros.

Esta joya musical tiene detrás de sí una apasionante historia. En el año 1930, Miguel Matamoros viajó a Santo Domingo, República Dominicana. Allí se hospedó en una casa de huéspedes perteneciente a una dama de nombre Luz Sardaña. Un día, al llegar a la casa, el músico escuchó los quejidos de una mujer. Los lamentos provenían de uno de los cuartos contiguos. Miguel pensó que seguramente se le había muerto un familiar a aquella inconsolable dama, por lo que preguntó a Luz los motivos de los dolorosos lamentos. Se enteró así de que el llanto de la mujer se debía a que la noche anterior, su ingrato compañero había decidido dejarla por el amor de otra mujer. Matamoros estuvo todo el día pensando y escuchando el sufrir de la abandonada; esas reflexiones le llevaron a componer el tema.

Escucha a continuación el tema original:


Como indicabamos al inicio, esta misma canción es interpretada por Anibal de Mar y Leopoldo Fernández durante el episodio del programa de TV La Tremenda Corte llamado Instrumenticidio, veamos:

El Señor Juez y Tres Patines cantan en dueto parte de la canción "Lagrimas Negras.

Esta es la letra de la canción original del Trío Matamoros:

Aunque tú me has dejado en el abandono
Aunque tú has muerto todas mis ilusiones
En vez de maldecirte con justo encono
En mis sueños te colmo,
En mis sueños te colmo de bendiciones

—bis—

Sufro la inmensa pena de tu extravío
Siento el dolor profundo de tu partida
Y lloro sin que sepas que el llanto mío
Tiene lágrimas negras,
Tiene lágrimas negras como mi vida

—bis—

Tú me quieres dejar
Yo no quiero sufrir
Contigo me voy mi santa
Aunque me cueste morir

—bis—

blog comments powered by Disqus