Homenajicidio…

Fuente original: Bloguicidio

11 noviembre 2006

Autor: César E. Alvarez

Leopoldo Fernández Tres Patines
Leopoldo Fernández “Tres Patines”.

El pasado 11 de noviembre del 2006, se cumplieron 21 años del fallecimiento de Leopoldo Fernández "Tres Patines", a continuación y en honor a un gran humorista les presentamos este breve retrato de familia…. con perro:

Mejor conocido como "Tres Patines", nació en Jagüey Grande, Cuba, el 26 de diciembre de 1904. Cuando era todavía un niño debió abandonar sus estudios y ponerse a trabajar como repartidor de pan, para ayudar a la economía familiar. Su afán de superación lo llevó a hacerse telegrafista, oficio que luego cambió por el de tabaquero en la pequeña ciudad de Güines, al sur de La Habana.

En 1926 regresa a Jagüey Grande y forma una compañía teatral con unos amigos. El regreso a su ciudad natal coincide con el paso por ella de la compañía mexicana de teatro de Blanquita Gómez, que lo contrata para que se incorpore a la gira del espectáculo por toda Cuba. Tras recorrer América con todo éxito, en 1939 regresa a la Isla y conoce a Cástor Vispo (escritor), a Mario Barral (productor) y a Mimí Cal (Nananina). Es en 1942 (ó 1941) en que la emisora radial RHC "Cadena Azul" inaugura “La Tremenda Corte”.

Su facilidad para causar la risa en el público que acudía a sus espectáculos, lo convirtió en figura insuperable dentro del teatro popular cubano. Su secreto estaba en el contraste entre su gracia verbal y su carácter ríspido enmarcados en el rostro poco expresivo y la figura magra. Su fuerza estaba en la palabra, en el chiste repentino o la frase chusca dicha en el momento justo, y que consiste en decir las cosas más hilarantes y disparatadas con sólo mover las manos y sin variar la expresión.

Aunque Leopoldo Fernández era hombre atildado y de pulcritud en el vestir, adornaba sus creaciones con un sombrerito de paja, un delgado corbatín y sacos con rayas verticales gruesas que le daban un toque de aristocracia.

Esta fue la misma indumentaria que llevó inicialmente a la radio cuando el ingenio y la agudeza del comediógrafo Cástor Vispo, dieron origen a la inolvidable serie “La Tremenda Corte” que haría internacionalmente conocido a Fernández, entonces bautizado como "José Candelario Tres Patines", un personaje cínico y deslenguado (pero gracioso), sobre el cual giraba la trama de todos los episodios. Un detalle curioso que apunta Rosell en sus coloridas estampas "Vida y Milagros de la Farándula de Cuba", es que Leopoldo se pintaba la cara como negrito, a pesar de que el programa era transmitido por radio y el público no podía ver al personaje. Con los años, cuando ya el programa se hizo para televisión y en otros países, dejó de pintarse sin que ello restara un ápice a su comicidad.

En su primera etapa, el programa se transmitió por la RHC Cadena Azul, del guajiro Amado Trinidad, y posteriormente, por la cadena CMQ, de La Habana.

De la pluma de Vispo saldrían las hilarantes situaciones y los personajes que rodearon a Tres Patines en el tantas veces imitado y jamás igualado programa que se conoció igualmente en nuestros países. Entre aquellos se recordará a Aníbal del Mar (El Tremendo Juez), Adolfo Otero (Rudecindo Caldeiro y Escobilla), Julito Díaz, Jesús Alvariño, Julita Muñoz y la inefable "Nananina", recreada por Manuela "Mimí" Cal, mujer de Tres Patines por varios años y de quien después se divorció, aunque siguieron trabajando juntos en el programa con las inevitables situaciones de rompe y rasga, de vaya y venga, naturales entre quienes han sido fuego y ahora sólo guardan rescoldo.

La llegada al Poder de Fidel Castro en 1959 lo llevó a exiliarse en Miami, donde continuó su carrera en el teatro. El genial cómico murió en dicha ciudad el 11 de noviembre de 1985 a los 82 años, pero su personaje Tres Patines anda por ahí, en atardeceres y charlas de café de la Pequeña Habana incrustado en la memoria de los nostálgicos, que parecieran cumplir una sentencia del Tremendo Juez y su Tremenda Corte: la de recordarlo por siempre.

En Cuba, su país natal, no se transmiten sus programas. En la actualidad se transmite por la Televisión Cubana una parodia de la Tremenda Corte llamada Jura Decir la Verdad.

blog comments powered by Disqus