En el aire - adiós a Tres Patines

Fuente original: Access My Library - Agencia Reforma (México)

16 Mayo 1997

Autor: Claudia D'Olvera

El señor Juez y Tres Patines
El señor Juez en compañía de Jose Candelario Tres Patines.

"¡Audiencia pública: el tremendo juez de la tremenda corte va a resolver un tremendo caso...!"
-Pero ¿cuál caso, seño' jue'?, ¿qué tiene de malo desperta' día con una sonrisa así de grande? Adema', la culpa no es mía, sino de Tres Patines, chico...

Por supuesto, hablamos de La Tremenda Corte, el programa de mayor antigüedad en la radio mexicana y que, con sus 40 años de transmisión ininterrumpida, está listo para ingresar en el libro de récords Guiness.

Radio-teatro realizado en la Cuba precastrista, ésta tremenda corte relata durante 15 minutos realmente divertidos las correrías de un pícaro caribeño: José Candelario Tres Patines quien a lo largo de 280 capítulos fue acusado de múltiples estafas y trampas por la matrona Nananina o por el baturro Rudecindo -sus patiños habituales- ante un tremendo juez que no les iba a la zaga por lo que se refiere al humor.

José Manuel Gómez, presidente de la Organización Impulsora de Radio (emisoras de Grupo Radio Centro distribuidas en la República Mexicana), asegura que este sencillo programa goza aún de tal aceptación que se transmite en más de 30 emisoras de todo el país, lo cual atribuye a la vigencia de las situaciones y a la calidad de los comediantes.

La emisión cubana es el último sobreviviente de Radio Cadena Nacional, aquel grupo radiofónico de Rafael Cutberto Navarro donde conocimos programas legendarios como El ojo de vidrio, Kalimán, y una barra inolvidable de radionovelas cuyos derechos hoy en día se han vendido como reliquias a grupo ACIR.

La Tremenda Corte se realizó hacia 1955 en las instalaciones de CMQ de Cuba y llegó a nuestro país como parte del bloque de radionovelas de la RCN. De acuerdo con Mario Alberto Pérez, productor de Radio Red, La Tremenda Corte identifica a la emisora, ya que ningún otro programa se apega tanto al 1110 de AM.

Sin embargo, Tres Patines atestiguó a lo largo de cuatro décadas cómo las radionovelas se extinguían del cuadrante una a una hasta 1992, cuando ACIR concluyó la retransmisión de Kalimán. Entonces se quedó solo, sin ningún programa cómico o dramático que se le asemejara.

A pesar de ser único, inconfundible y, como diría la abuelita, "muestra de que ya no hacen las cosas como antes", la intención de la directiva de Radio Red es desaparecer La Tremenda Corte del dial radiofónico. En cambio, emisoras del interior de la República se pelean la retransmisión de la serie, debido a su aceptación.

Aunque antaño fue el pan nuestro de cada día, la realización de radionovelas actualmente es muy costosa y requiere mucho trabajo de producción; por ello ya no existen opciones en la radio, tan sólo algunos intentos fallidos de la XEW hace tres años y las Valenovelas de Ondas del Lago (690 AM). Fuera de eso, nada.

Hoy, pese a los grandes avances de la tecnología radiofónica, ya no se hace la radio como antes. Y ya no existe ningún programa que se le acerque, ni por un poquito, al humor de Leopoldo Fernández, Tres Patines, a quien parece que muy pronto tendremos que escuchar con oídos risueños y empapados de nostalgia.

blog comments powered by Disqus