Anotaciones en la “Inciclopedia”

La Tremenda Corte

José Candelario Tres Patines

“¡A LA REEJAAH!”
José Candelario Tres Patines aplicando sus dotes de futurólogo

“Doscientos pesos de multa”
El Tremendo Juez quitándole el peso de encima a alguien

“Rechace las ilimataciones, compre nuestros ousequios”
José Candelario Tres Patines sobre una oferta irreprochable

“Amaos los unos a las otras, conjugación del verbo crecer y multiplicaos”
José Candelario Tres Patines amando a sus prójimas

“Sustituto, conjugación del verbo cuando venga el otro te retiras”
José Candelario Tres Patines demostrando su cultura

“¿Constar? no, no chico, yo digo costar, del verbo costilla, del latin ternero”
José Candelario Tres Patines demostrando su cultura de nuevo

“Es que todo hay que verlo, desde el punto de vista de la vista mía”
José Candelario Tres Patines pidiendo comprensión

José Candelario Tres Patines es un afamado miembro del hampa cubano, chico, ¿oyes ésto?. Conocido sobre todo por haber pasado la mitad de su vida en la reja y la otra mitad trabajando para entrar en ella.

Biografía

Nacido entre el medesmayo y el mes de angosto de 1904 en Cuba chico, ¿oyes ésto?. De pequeño tuvo problemas con la basílica del híguero y estuvo a punto de contraer la ciruela. A los tres años cometió su primera estafa al pedirle a sus compañeros de clase que le dieran sus juguetes estropeados diciendoles «que si se empeñaban, las cosas se podrían arreglar», buscó una casa de empeños y con el dinero obtenido se compró sus primeras ganzúas infantiles de la marca “Don Desvalijador Juvenil”. Nadie le prestaba la atención debida, ya que nunca la devolvía, lo que hizo que se criase en la más triste soledad.

Al dejar la escuela a los diez años se hizo amigo de Simplicius, un niño canijo que era capaz de ahogarse en un cubo de agua, se encargó de enseñarle todos los trucos de la pillería convirtiéndolo en su descípulo. Contrajo la rumba a los doce años debido a un resfriado mal curado mientras bailaba una reuma a la luz de la luna. Más tarde ingresó en la escuela de robo de su tío Rigoberto, hermano de su mamita.

Contrajo nauseas matrimoniales con Luz María Nananina a los treinta años de edad, la boda consistió en un estafa monumental pero el muy despistado de Tres Patines había preparado doce bodas simultáneas con sendas siete novias con la esperanza de quedarse con los regalos. Al final fue acusado de polígamo y él se defendió afirmando que de polígamo nada, que como mucho se le podía acusar de polivaliente, ya que hay que tener mucho valor para casarse tan joven y no digamos con tantas mujeres.

A partir de la década de los cincuenta sus juicios fueron retransmitidos por toda Cuba en el programa radiofónico de La Tremenda Corte, debido a la fama y celebridad que ganó por sus procesos. El problema fue que del mismo modo que su fama crecía, la posibilidad de estafar a la gente disminuía promocionalmente, esto debido a que la promoción de la serie hizo difícil cometer sus tropelías. Con la llegada de Fidel Castro en unas disputadas elecciones generales en 1959, Tres Patines abandonó Cuba para irse a vivir a Florida (Estamos Unidos) y para demostrar que nadie es trompeta en su tierra. Allí el éxito le acompañó y decidió abandonar el mundo del crimen de bajos fondos y se metió de lleno en el mundo de la política siendo elegido como senador floritense por parte de sus compadres del exilio.

Continúa leyendo este perfil en la Inciplopedia.

blog comments powered by Disqus