Adivinicidio (Guión del episodio de radio)

Autor: Editor

A continuación podrás leer el guión del episodio de radio Adivinicidio, es cual se transcribió a partir del audio del programa, intentando respetar todos los diálogos y expresiones de los personajes, incluso aquellas que son improvisaciones por parte de los actores. Por lo tanto reiteramos que tomes en cuenta que esta no es una reproducción del guión original de aquella época, sino una transcripción.

Episodio: Adivinicidio
Actor Diálogo
Secretario ¡Audiencia pública!, el Tremendo Juez de La Tremenda Corte va a resolver un tremendo caso.
Juez Buenas noches secretario.
Secretario Buenas noches señor Juez… ¿cómo se siente hoy?
Juez Ehh, regular nada más. El calor que se esta sintiendo en estos días me hace mucho daño para el hígado.
Secretario Verdad que si que es un calor tremendo. ¡óigame!, ¿no se podría hacer algo para que en La Habana no se sintiera tanto calor durante el verano?
Juez ¿Que cosa se va hacer?, ¿le va usted a poner aire acondicionado al Golfo de México?
Secretario No señor Juez, pero vamos, si hiciéramos una colecta entre todos los vecinos, ¿no se le podría poner un toldo a La Habana?
Juez Bueno, quizás si, pero si le ponemos un toldo a La Habana ¿por donde se va después el humo de las chimeneas?
Secretario ¡Ay, tiene usted razón!, no me había fijado en eso ¿verdad?…
Juez Pues póngase un toldo de multa usted para que otra vez se fije, y haber ¿qué caso tenemos hoy?
Secretario Bueno, dos ciudadanos que se consideran estafados.
Juez ¿Por quién se consideran estafados?
Secretario Por un adivino.
Juez Pues llame a los complicados en ese Adivinicidio
Secretario Enseguida señor Juez… ¡Luz María Nananina!
Nananina ¡Aquí como todos los días!
Secretario ¡Rudecindo Caldeiro y Escobiña!
Rudecindo ¡Presente!
Secretario ¡José Candelario Tres Patines!
Tres Patines ¡A la reja!
Juez Bueno hombre, bueno, con que otra vez metido a adivino ehh, Tres Patines…
Tres Patines ¡Hey!, ¿quién te lo dijo?
Juez Nadie, lo adivine yo.
Tres Patines ¡No me digas!, ¿tu eres adivino también?
Juez Si, también soy adivino.
Tres Patines Bueno, pues oye viejo, me me vayas a poner el consultorio tuyo cerca del mí porque me quitas los marchantes, ¿oíste?
Juez No, no se preocupe Tres Patines, que no le voy a poner consultorio ninguno.
Tres Patines ¿No? ¿verdad?
Juez No señor, lo que lo voy a poner si no me equivoco son 180 días.
Tres Patines Bueno, eso es si no te equivocas.
Juez Si, si no me equivoco.
Tres Patines Pero si te equivocas no me pones nada, ¿verdad?
Juez No pero eso es difícil porque yo me equivoco muy pocas veces.
Tres Patines Bueno, pues equivocate hoy, chico. Mira que hoy no me conviene que me manden para la Loma.
Juez ¿Por qué no le conviene?
Tres Patines Porque mañana hay una fiesta en 'Conei Island' de eso?
Juez ¿Cómo? ¿de dónde?
Tres Patines 'Conei Island'
Juez Coney Island (-pronunciado en inglés-)
Tres Patines …Coney Island de eso?
Juez Ajá..
Tres Patines Que se… ¿sabes cómo se llama la fiesta?
Juez Si
Tres Patines Yo vi las estrellas.
Juez ¿Cómo es?
Tres Patines Yo vi las estrellas.
Juez No Tres Patines…
Tres Patines ¿Ah no?
Juez Lluvia de estrellas
Tres Patines ¿Lluvia?
Juez Si señor, 'lluvia'
Tres Patines ¿Entonces hay que ir con paraguas?
Juez No señor, no hay que ir con paraguas. ¿Usted no se refiere al festival 'Lluvia de Estrellas' que se va a celebrar mañana sábado en Coney Island?
Tres Patines Si chico, al festival del chino don Monguito.
Juez ¿Del chino qué?
Tres Patines Don Monguito
Juez No Tres Patines, 'Mondonguito'.
Tres Patines ¿Eso no fue lo que yo dije?
Juez No señor, usted dijo 'don Monguito'
Tres Patines ¿Siii?
Juez Si
Tres Patines Ok, es que yo no tengo confianza con él, y lo trato de 'don'.
Juez Aunque así sea Tres Patines, usted podría decirle 'don Monguito' si el se llamara Ramón, pero el se llama Rafael.
Tres Patines ¿Rafael?
Juez Si señor, Rafael.
Tres Patines Ah, bueno. Pues si, chico, no me conviene que me mande hoy a la cárcel porque mañana quiero ir a la fiesta del chino 'Dominguito'.
Juez Dominguito tampoco, Mondonguito.
Tres Patines ¿Cómo?
Juez Repítalo conmigo para que aprenda a decirlo: 'Mon-'…
Tres Patines 'Mon-'…
Juez '-don-'…
Tres Patines '-don-'…
Juez '-gui-'…
Tres Patines '-gui-'…
Juez '-to'…
Tres Patines '-to'…
Juez All-right, dígalo usted solo, ¿cómo se llama ese chino?
Tres Patines Rafael
Juez ¡10 pesos de multa!
Tres Patines ¿Pero por qué, chico? ¿tu no dices que se llama Rafael?
Juez Si, pero eso no era lo que le estaba enseñando yo, señor. Y óigame lo que le voy a decir; yo si voy a ir al festival del chino Mondonguito, pero como lo vea a usted mañana por allí le voy a poner ¡180 días!
Tres Patines ¿Al chino?
Juez No, ¡a usted!
Tres Patines ¿Y eso por qué, chico?
Juez Porque sospecho que usted no va a nada bueno, seguro que va usted a robar carteras.
Tres Patines No, que va, viejo. Mamita no me deja.
Juez ¡Ah vamos!, su Mamita no lo deja.
Tres Patines Ella dice que ese negocio es de ella y que no quiere interferencia ni competencia con nadie, en ese negocio.
Juez ¡Secretario!
Secretario ¿Dígame?
Juez Mañana póngase usted en la puerta de Coney Island y no me deje entrar a la Mamita de Tres Patines. Y vamos a ver… ¿que les ocurre a ustedes hoy?
Nananina Pues lo que nos ocurre a nosotros señor Juez, es que Tres Patines ha puesto otra vez un consultorio de adivino.
Juez Muy bien, ¿y qué pasó?
Nananina Pues que le estafó 5 pesos a Rudecindo, porque ese consultorio no es nada más que un truco para estafar a los ¡guanajos!.
Rudecindo No oiga, oiga, un momento… ¡a los guanajos y a las guanajas!, porque a usted la estafó también.
Nananina Si, pero a mi me estafó 1 peso nada más, de manera que usted es más guanajo que yo.
Rudecindo Bueno, eso habría que aclararlo… ¿sabe?
Nananina No, no, no, eso esta aclarado ya, mijto… esta aclarado ya.
Juez Ya, ya, ya… ¡Ya!… expongan su acusación que eso es lo que tienen que hacer.
Nananina Ay chico, mira que tu tienes cosas, ¿y no es lo que estamos haciendo?
Juez No señora, lo que estan ustedes haciendo es discutiendo cual es más guanajo de los dos.
Nananina Oye eso…
Rudecindo ¿Qué?… ¿usted quiere entrar también en la competencia?
Juez ¡10 pesos de multa por esa pregunta!
Rudecindo ¡Pero óigame doctor!
Juez ¡No oigo nada!… y además, ¿no los estafó ya otra vez Tres Patines con el cuento ese de las adivinaciones?
Rudecindo Si señor.
Juez ¿Y cómo volvieron a su consulta?
Nananina Porque Tres Patines dijo por todo el barrio que ahora si que era adivino de verdad, porque había estudiado una pila de ciencias modernas…
Juez Ah jaa…. si, no… así que fue usted… afuera
Nananina Él es muy moderno, ¿sabe? …él es muy moderno.
Juez Moderno, ¿verdad?
Nananina Todo lo de él es modernismo.
Juez ¿Tres Patines?
Nananina Esta en las 'últimas' siempre…
Juez ¿Tres Patines?
Nananina ¡No me mire así, que no me va a meter miedo!
Tres Patines Por eso todo lo viejo lo he tirado para el lado.
Secretario ja… jaja (carcajadas)
Nananina ¡Hey!, ¿que dice?
Juez Que todo lo…
Nananina ¿Que dice?, que yo no he oído.
Juez Dice que todo lo viejo lo ha tirado para el lado.
Tres Patines Estoy en las últimas, en lo moderno, por eso todo lo he tirado para el lado.
Nananina Pero venga acá, ¿tiró a lo viejo para un lado?… ¿y para donde te tiras tú?
Juez Para junto con lo viejo…
Nananina ¿para donde te tiras tú?
Juez … junto con lo viejo.
Nananina con lo viejo, para la viejería.
Tres Patines ¿oiga?, ¿no hay alusión personal de ninguna clase?
Nananina No, no, si yo soy vieja y muy orgullosa, mi hijito.
Tres Patines ¿Orgullosa de qué?
Nananina Yo… no ve que yo estoy en 'mi punto'.
Secretario Ja ja ja
Nananina Yo se que no estoy juntando…
Tres Patines En un punto, el punto de ella es punto muerto, ¿tu sabes?
Nananina Yo no estoy queriendo que crean lo contrario, yo estoy en lo mío.
Tres Patines Y yo tampoco… ¿óigame?… no me vea… ¡que mala!… ¡Malísima!… ¡Qué barbaridad!
Juez Bueno, Tres Patines…
Tres Patines ¿Qué ha comido la gorda esta hoy, chico?
Juez No se que ha comido.
Tres Patines Óyeme, pues hablando de…
Juez Venga acá, eso es lo que yo le voy a preguntar… ¡venga acá!, ¡venga acá!, ¡venga acá Tres Patines!… ¿usted estudió eso ahora de mayor o desde chiquito viene estudiando las ciencias?
Tres Patines No, cuando yo era chiquito no existía ninguna de esta ciencias.
Juez ¡Ahh no?
Tres Patines Esto se inventó mucho después, chico.
Juez Ajá, y venga acá, explíqueme, porque yo quiero que usted me haga una explicación detallada…
Tres Patines Si.
Juez …porque como que este juicio es un juicio por eso mismo, entonces yo puedo exigirle que usted me detalle, ¿me entiende?, todo lo que le voy a preguntar, ¿qué ciencias estudió usted?
Tres Patines Bueno, en primer lugar, en el 'encomincipio' de la prerrogación…
Juez Si señor.
Tres Patines …'astudie' yo la 'nigromancia', la cartomancia, la quiromancia, la sopa de sustancia y otras ciencias de menos importancia.
Juez ¿de veras?
Tres Patines Después de eso estudie el ocultismo, el himnotismo, el sonambulismo y el sinapismo, que poco más o menos vienen a ser lo mismo.
Juez ¡Nooo!
Tres Patines Si, y para rematar ya, estudié la astrología, la grafología, la astronomía, la lotería, la calle de Obra Pía, y las 15 maneras distintas que hay de comer catibía.
Juez ¡No me diga!… ¿esa última es alguna ciencia nueva?
Tres Patines No se, ¿tu la conocías hace tiempo?
Juez No, le pregunto, yo no se…
Tres Patines No, la catibía ya se comía del tiempo de Adán y Eva.
Juez ¿Seguro?
Tres Patines ¡Ah!, por comer catibía precisamente fue por lo que los botaron del paraíso, chico.
Juez Yo creía que había sido por comer manzana.
Tres Patines No, esa fue la versión oficial nada más pero, no es…
Juez Ah bueno, pero venga acá Rudecindo, ¿usted cree en esas cosas?
Rudecindo Bueno doctor, no es que yo creo mucho, ¿no?, pero vamos, se dan casos que lo dejan a uno patidifuso.
Juez ¿Usted ha tenido algún caso de esos?
Rudecindo Si señor, una vez fui a ver una médium, y la médium me dijo que antes de un mes iba a salir un muerto en mi casa. Y efectivamente, doctor, a los 15 días de esos, salió el muerto.
Juez ¿En su casa?
Rudecindo No, en la bola china. Yo le puse una pesetita y lo cogí.
Juez Bueno, ¿pero en su casa no salió? ¿verdad?
Rudecindo No hombre, no, ¡que va!… si sale en mi casa no le pongo una peseta, le pongo un telegrama desde Buenos Aires.
Juez ¿Y por qué desde Buenos Aires?
Rudecindo Porque hasta Buenos Aires no paro yo de correr, mire como es la cosa, ¿usted esta loco?
Juez ¡Ahh vamos!, bueno, en fin, Nananina, ¿qué le hizo a usted Tres Patines?
Nananina Me estafó 1 peso señor Juez.
Juez ¿Cómo se lo estafó?
Nananina Tomándome el pelo; me cobró 1 peso por darme un pase para los terminales, ¿y usted sabe?, yo le jugué y no me saqué nada.
Tres Patines Porque los 'indivinos' serios y científicos como yo no damos números para los terminales, señora.
Nananina ¿Y entonces por qué me lo dio a mi?
Tres Patines Señora, ¡por Dios!, lo que yo le di a usted fue un número que no existía para que se diera cuenta de eso precisamente, un número ¡imposible! de jugarse.
Nananina Imposible de jugar ¿por qué?… si lo que usted me dijo fue que jugara el 9 con pase para el 75.
Tres Patines Mira a ver… ¡eso no existe, caballero!… no existe, viejo
Juez ¿Por qué no existe Tres Patines?… ¿no existe el número 9?
Tres Patines Sii.
Juez ¿Y no existe el 75?
Tres Patines También, pero lo que no existe es el 9 con pase para el 75.
Juez ¿Por qué?
Tres Patines Porque va a ser, compadre, ¿qué cosa es el 9?
Juez ¿El 9?… elefante
Tres Patines ¿Y el 75?
Juez Cinematógrafo
Tres Patines ¿Y cuando has visto tu un elefante que tenga un pase para un cinematógrafo?… No hay portero que lo deje entrar aunque pague la entrada, chico, ¡hombre!
Juez Bueno, esta bien, bueno pero, aquí dice que usted le cobró 1 peso a Nananina.
Tres Patines Si.
Juez Usted le cobró el peso, y el peso si existía, ¿verdad?
Tres Patines Si, pero yo se lo cobre a ella para darle una lección, porque a los adivinos científicos no se les pide un número para los terminales.
Nananina ¡Hhm!, ¿usted lo quiere más caretudo, señor Juez?
Juez Bueno Nananina, Tres Patines tiene un poco de razón.
Tres Patines No, un poco no, ¡una gran cantidad, razonable!
Juez Yo no… yo le doy la cantidad que yo crea conveniente.
Tres Patines All-right, pero no digas un poco, no me la regatees…
Juez Ehh… Nananina, Tres Patines tiene ¡un poquito! de razón. ¿qué le parece?
Tres Patines Esta bien, no, no no…
Juez ¿Le gusta?
Tres Patines …no, no.
Juez Yo digo la cantidad que a mí me parezca, señor… ehh, porque eso de ir a un adivino…
Tres Patines …si hombre
Juez para… cállese la boca, ¡qué!, usted… ¿qué, qué pasa?
Tres Patines No, no, veo que me estas defendiendo en parte, pero…
Juez Bueno, lo estoy defendiendo pero si sigue así no lo voy a defender más.
Tres Patines Pero si es que el día que yo tengo razón, compadre, tu mismo eres el que esta haciendo para quitármela, ¿te estás dando cuenta?
Juez ¡Yo no estoy haciendo para quitarle a usted nada, señor¡. Cuando usted tiene la razón yo se la doy porque yo soy justo con usted.
Tres Patines No, ¡cuando yo la tengo no necesito que me la dé!, ¡porque ya la tengo!, chico.
Juez ¡No señor!
Tres Patines ¿Me vas a dar lo que yo tengo?
Juez ¡Yo se la doy cuando usted la tiene, pero cuando no la tiene no se la doy!
Tres Patines Ahí esta… ¡mira ver!… Cuando no la tengo es cuando me la tienes que dar, chico.
Juez Mire… pero…
Tres Patines ¿Es la verdad o no es la verdad?
Juez …pues mire…
Rudecindo ¡Ehh, errg!… Sigue tu bobería ahí, chico.
Juez Póngale 100 pesos de multa al señor para que se deje de boberías él. Mire, ehh… eso de ir a un adivino para pedirle números para los terminales es una cosa que no se debe hacer.
Tres Patines ¿Verdad que no, chico?
Juez No señor, esa es la verdad, pero como ya usted, Tres Patines…
Tres Patines Si
Juez …le ha dado la lección que se merecía ¡Nananina!…
Tres Patines Si
Juez …¿verdad? ¿qué es una lección lo que usted le ha dado?, bueno, pues devuélvale su peso y asunto concluido.
Tres Patines Bueno, chico, lo malo es que no lo tengo.
Juez ¿Cómo es eso? ¿y qué hizo usted con él?
Tres Patines ¿Con el peso?
Juez Si
Tres Patines Me lo jugué a los terminales yo, chico.
Juez ¡Secretario!
Secretario ¡Dígame!
Juez Váyame buscando en el almanaque ahí, 30 días que estén bien maduritos.
Rudecindo …manda… agua…
Juez Y búsqueme 10 más para Rudecindo por si acaso.
Secretario Bien.
Juez A ver Rudecindo, ¿que cosa le hizo a usted Tres Patines?
Rudecindo Me estafó 5 pesos, doctor.
Juez Ahh, ¿y cómo se los estafó?
Rudecindo Pues verá usted, doctor, resulta que yo tenía muchas ganas de tener una buena casa, ¿sabe usted?…
Juez Aja…
Rudecindo …porque yo tengo una casita, pero vamos, es una casita barata de ladrillo que no vale gran cosa, esa es la verdad.
Juez Muy bien, ¿y qué?
Rudecindo Pues que yo me enteré de que estaban rifando una casa 'manifica' de mucho precio y toda de cemento a beneficio de no se qué institución benéfica. Por si o por no, compré una papeleta para ver si me sacaba la casa…
Juez All-right, pero ¿que tiene que ver todo eso con Tres Patines?
Rudecindo Mucho doctor, porqué Tres Patines dice que él adivina el futuro y entonces yo me fui a consultar con él para saber si me iba a sacar la casa o no.
Juez ¿Y qué le dijo Tres Patines?
Rudecindo Que me iba a sacar la casa, doctor, ¡y no me saqué nada!, de manera que me estafó los 5 pesos que me cobró por la consulta.
Tres Patines No Rudecindo, yo no hablé para nada de ninguna casa.
Rudecindo ¿Cómo que no?, ¿usted no se puso a leer mi futuro en una bola de cristal que tiene usted?
Tres Patines Ninguna bola de cristal, chico, es una pelota de vidrio, chico.
Rudecindo Bueno, si señor, y no me dijo…
Tres Patines Bueno, si, la leí, chico.
Rudecindo …¿no me dijo usted que veía en ella una casa de cemento para mí, en lugar de la casa de ladrillo que yo tengo?
Tres Patines No Rudecindo, eso es… …es que este hombre no entiende bien el español a pesar de haber nacido allá. ¡Entendiste mal!, chico.
Rudecindo ¿Cómo qué…?
Juez ¿Entonces usted no le dijo eso?
Tres Patines No, señor Juez, lo que pasó fue…
Juez Aja…
Tres Patines …que Rudecindo llegó y me dijo a mi que quería que yo le leyera el futuro…
Juez Si
Tres Patines …entonces yo le aclaré que eso le costaba 5 pesos.
Juez ¿Y él se los dio?
Tres Patines Si, como no, ¡no, eso bueno tiene Rudecindo!, él siempre paga por adelantado.
Juez Bueno, bueno, ¿pero entonces usted siempre lo estafa por adelantado?, ¿verdad?
Tres Patines Claro, porque una vez que ya tu tienes el guano del lado de acá, que te imp… ¡No, espérate!, ¡yo no lo estafo a él nunca!
Juez ¡Qué me cuenta!, y esta vez ¿tampoco lo estafó?
Tres Patines ¡Tampoco!, porque lo que pasó fue que yo puse la bola de cristal…
Juez Si
Tres Patines …¿me entiendes?, la pelota de vidrio…

Con Tres Patines se conoció a Cuba sin visitarla. Las costumbres y calles, los lugares, llegaban como el típico lenguaje que dio a conocer el significado de voces como jimaguas, casera, boniato, marañón, tiñosa, guajiro, caimitillo. A diario se tenían noticias de esa "Mamita" tramposa, enredadora, imaginativa y truquera como el hijo que a veces era cínico, desfachatado y hasta irrespetuoso, sin ser grosero ni procaz, con el propio juez y con Nananina: "¡Cállese la boca, señora, usted no sabe de esto!", decía insistente a Mimí Cal, su esposa por varios años. Aquí Nananina se convirtió en sinónimo jocoso de nada.

El comediante Leopoldo Fernández (Tres Patines) hacía reír más que sus timos, atracos y vivezas que lo convertían en adivinador, curandero, fotógrafo, billetero, barbero, oficinista, ferretero, vendedor de todo. Su figura, su voz, sus gestos y gritos eran de por sí un chiste. "¡Cosa más grande es la vida, chico!" ¡Caballero, yo sé bien cuando me tengo que equivocar", "A los quince días del medesmayo", "Boberías, chico", fueron expresiones que inmortalizó y repiten hasta los niños que aún lo escuchan reconociendo que "si se mete la pata y se saca pronto se queda bien".

Sus admiradores, sin embargo, tal vez sepan poco de la vida de ese cómico excepcional que tanto los divierte. Nació en 1904, en Jagüey Grande, Cuba, y probablemente de sus oficios de panadero, telegrafista, tabaquero y lector de tabaquerías para entretener a los habaneros mientras trabajaban, aprendió del saber popular para convertirse en el exitoso personaje que también llegó a protagonizar películas. Dos años después del triunfo de la revolución salió de Cuba y murió en Miami en 1985.

Desconocía que veinte años después de la muerte de Tres Patines, dominicanos humildes todavía lo esperan en la radio deseosos de mitigar penurias, escuchando la gracia con que se defiende de sus acostumbradas fullerías, ansiosos por saber la solución de tan variados tremendos casos.

blog comments powered by Disqus
Para tener buena salud y gozar de la vida, el mejor remedio es el humor